Jaime Iglesias Gamboa (Jurado en Imagineindia 2017)

Este ha sido el segundo año en el que he participado como jurado en ImagineIndia. Siguiendo normas de protocolo me vería impelido a hacer público el inmenso honor que ha supuesto para mí el hecho de desempeñar dicha función si no fuera porque la frase en cuestión me parece un cliché que a fuerza de ser repetida por cualquiera en cualquier circunstancia se me antoja vacía de contenido. Así que hablando desde el corazón y no desde el protocolo me conformaré con decir que para mí formar parte del jurado de ImagineIndia ha sido, más allá de honores, una experiencia muy interesante y lo ha sido por varios motivos.

1- Porque me ha permitido confrontarme con una serie de películas que atesoran miradas singulares y nada condescendiente sobre realidades complejas a las que rara vez accedemos por estos lares, condenados como estamos a acceder únicamente a aquellos escenarios de conflicto que los medios de comunicación determinan relevantes en función de intereses espurios.

2- Porque se trata de obras que quedan fuera de nuestro alcance cuya nula difusión en un mercado de la distribución dominado por el mainstream hollywoodiense nos llevaría, forzosamente, a cuestionar ese dogma que reza que vivimos en un mundo libre determinado por nuestra libertad para consumir.

3- Porque este festival tiene una selección de títulos inmejorable donde junto a valores intrínsecamente cinematográficos y culturales se defiende el valor de lo antropológico poniendo el acento en la capacidad del cine para confrontarnos con realidades desconocidas permitiendo asomarnos a ellas

4- Por la eficacia de los programadores y su apuesta por abrir el festival a películas de fuera de la India lo que enriquece las posibilidades antes mencionadas por confrontar al espectador con un cine diferente proveniente de diversas latitudes.
Por todo ello creo que ejercer de jurado en ImagineIndia (e incluso de espectador) es un auténtico regalo. Año a año este festival ha crecido en cantidad, calidad y ambiciones y ante eso solo queda agradecer a sus responsables el esfuerzo realizado.