Entrevista con Jonatan Etzler, director de Get Ready With Me

El cortometraje Get Ready With Me, que actualmente se está preparando para ser proyectado en la sección Future Frames en la edición 2019 de Karlovy Vary, es una historia tensa e inteligente sobre un maestro que, después de pedir a su clase que traigan una película que hayan hecho, se enfrenta a una estudiante que ha hecho una guía para el suicidio. Obligado a confrontar a sus propios demonios, así como intentar salvar a su estudiante, pronto descubre que las cosas no siempre son lo que parecen.

Jonatan Etzler demuestra ser un director que puede jugar con el género y la forma, ya que constantemente desorienta al público mientras crea algo que le hace pensar.

Get Ready With Me aborda temas del suicidio adolescente y se convierte en algo parecido a un thriller. ¿Cómo encontraste el guión de Amanda Högberg y Axel Nygren, y qué te hizo querer hacer esta película?

Get Ready With Me se hizo como una película de graduación en la Universidad de las Artes de Estocolmo. Amanda y Axel y el productor Johan Lundström desarrollaron la historia juntos, basados ​​en una idea que tuve.  Hace un par de años estaba enseñando cine para niños de 13 años y había un grupo de niños que hicieron una película inquietante sobre el suicidio, y no sabía cómo manejar la situación. Esa situación nos inspiró a desarrollar esta historia y Amanda y Axel convirtieron esto en una gran historia y guión.

Definitivamente podría relacionarme con el personaje principal. También me atrajo la idea de hacer una película oscura, donde un personaje usa el poder de la imagen en movimiento como arma. El cine es una herramienta poderosa, y ahora de repente estamos en una época de redes sociales cuando todos somos cineastas. ¿Qué sucede entonces?

Para mí parece que disfrutas llevarnos de un extremo a otro, en un momento es un “típico drama suicida de adolescentes” y luego todo cambia. ¿Te atrajo ese aspecto?

Disfruto de las películas donde no estoy seguro de qué camino está tomando el cineasta. Algunas películas son como un pincel sumergido en un solo color y dibujando una línea recta. No estoy muy interesado en ese tipo de películas. También creo que es interesante experimentar con los géneros, y en este caso me intrigó la idea de usar la película de suspense y su capacidad para mantener a la “audiencia alerta”, como una forma de explorar temas importantes en nuestra sociedad moderna.

Hay una cierta cantidad de cinismo cuando se trata de la generación adolescente aquí.

Quería que los adolescentes fueran humanos de carne y hueso, y quería que fueran a la vez buenos y malos, y que no se alejaran de los lados oscuros de la naturaleza humana en mi interpretación. Es importante que las películas reflejen cómo las redes sociales han cambiado todo en nuestra vida cotidiana y el impacto psicológico que tiene sobre nosotros y nuestros hijos. No digo que las redes sociales sean intrínsecamente malas, pero tenemos que entender cómo nos cambia.

Cuéntanos acerca del reparto de los papeles principales de Lukas y Vendela.

Lukas es interpretado por Shanti Roney, uno de los mejores actores de Suecia. Nos acercamos a él desde el principio ya que era perfecto para el papel. Vendela es interpretado por Miriam Benthe. Intentamos con 40 adolescentes diferentes para el papel, y fue muy difícil encontrar la Vendela perfecta. Miriam vive en Bruselas, por lo que finalmente tuvimos que llevarla a un vuelo a Estocolmo para probarla y resultó ser perfecta para el papel, y le aportó mucha sensibilidad.

La película ganó en la sección de Escuelas Internacionales de Cine en los Premios de la Academia de Estudiantes. ¿Puedes contarnos cómo fue esa experiencia?

Fue genial y surrealista. Estoy muy feliz de que la película haya ganado. Me abrió muchas puertas a mí y a los otros estudiantes. He estado haciendo cortometrajes durante mucho tiempo, así que para mí personalmente, el Premio de la Academia de Estudiantes me pareció que finalmente había dado un gran paso adelante.

Ahora la película se dirige hacia Karlovy Vary y Future Frames. ¿Qué esperas durante esa experiencia?

Tengo muchas ganas de conocer gente y ver sus películas. Es un gran honor ser parte del programa y una gran oportunidad para conocer a otros cineastas y también a personas de la industria. ¡Y siempre quise visitar la ciudad balneario de Karlovy Vary!

¿Cuál será tu próxima película?

Mi próxima película es un cortometraje llamado Swimmer, que rodaré una semana después del Festival de Cine de Karlovy Vary. Se basa en una historia real sobre un hombre arrestado en una piscina pública por dos policías, y se niega a salir de la piscina, y esto se convierte en una situación interminable. Será interesante volver a hacer una comedia. También estoy desarrollando mi primer largometraje y una serie.